Especialidades

Glaucoma

El glaucoma o tensión ocular es un aumento de la presión intraocular. Dentro del ojo fluye constantemente un líquido llamado humor acuoso que se desagota a través de lo que se denomina “ángulo de drenaje”. Si éste es obstruido, el humor acuoso no drena y la presión de este liquido dentro del ojo aumenta, dañando el nervio óptico progresivamente, produciendo problemas en la visión y si no se corrige a tiempo, ceguera.


La revisación por parte de un oftalmólogo es la única manera certera de saber si se sufre de glaucoma, ya que esta afección puede actuar sin síntomas. Todas las personas mayores de 25 años deberían hacerse los controles ya que la mitad de la gente que tiene glaucoma no lo sabe. Mediante un examen indoloro, el especialista medirá su presión ocular y observará su fondo de ojos a fin de detectar signos de la afección.


Su tratamiento varía de acuerdo a la evolución de la afección. En general, el control del glaucoma se realiza con la aplicación de gotas varias veces al día, pero también puede tratarse con rayos láser. En algunos casos es necesario realizar cirugía para eliminar la obstrucción cuando las gotas y/o el láser no logran el efecto necesario.



  • Cirugía con Láser: este procedimiento mejora el drenaje del líquido entre cámaras y se realiza con anestesia local.
  • La iridotomía: es una operación en la que se extrae parte del iris y se realiza sólo para un tipo específico de glaucoma.

Ambas operaciones no representan riesgo alguno y la recuperación suele durar entre 1 y 2 días.


Cualquiera sea el tratamiento a utilizar, el daño causado por el glaucoma es irreversible. Por eso, cuando antes realice su consulta, menos oportunidades tendrá esta enfermedad de afectar su vista.

Contacto

Enviando, por favor espere

0341 4406095 Lineas rotativas

0341 4406095 Urgencias 24 hs

54 9 341 4406095 Turnos Whatsapp

info@clinicagallocena.com.ar

Balcarce 1085 Rosario

0341 4470418 (Pami)