Retinopatía del prematuro

La Retinopatía del Prematuro, es una enfermedad que ocurre en los bebés prematuros y de bajo peso.

Consiste en un desarrollo anormal de los vasos que irrigan la retina, que es la membrana que tapiza el interior del globo ocular.

Cuando un niño nace prematuramente, el crecimiento normal de los vasos sanguíneos se detiene y comienzan a crecer vasos anormales. Con el transcurso del tiempo este crecimiento produce una cicatriz de tejido fibroso que se adhiere a la retina y a la masa transparente de consistencia gelatinosa que llena el espacio entre la retina y la cara posterior del cristalino. Este anillo puede extenderse en el interior del ojo. Si suficiente tejido se forma, puede comenzar a jalar la retina, desprendiéndola, causando en algunos casos la ceguera.


Parecen existir varios factores responsables por su desarrollo. Entre estos se encuentran, aparte del peso bajo al nacer y la edad de gestación, los niveles elevados de anhídrico carbónico en la sangre, anemia, las transfusiones de sangre, las hemorragias intraventriculares, el síndrome de tensión respiratoria, hipoxia crónica en el útero, múltiples ataques de apnea o bradicardia, la ventilación mecánica y las convulsiones.


El tratamiento para la Retinopatía del Prematuro depende del nivel de la condición. El más común es el tratamiento la fotocoagulación con láser para eliminar los vasos anormales antes de que causen el desprendimiento de la retina. Para niños en una etapa desarrollada de Retinopatía existe el tratamiento de crioterapia que se hace colocando un sondeador muy frío fuera de la pared del ojo y congelando hasta que se forma una bola de hielo en la superficie retinal. Para niños con un alto nivel de desarrollo de la enfermedad existe el tratamiento de anillo escleral para evitar que el tejido cicatrizante jale la materia gelatinosa y la retina, y permitir a la retina que continúe yaciendo sobre la pared del ojo. Los infantes a los que se les hace el tratamiento de anillo escleral necesitan que la banda sea retirada meses o años después, ya que el ojo continúa creciendo. De lo contrario padecerán miopía.


En la etapa más elevada de la retinopatía se requiere el tratamiento de vitrectomía que consiste en hacer varias pequeñas incisiones en el ojo para retirar el vítreo y reponerlo con una solución salina con el objeto de mantener la forma y la presión en el ojo. La intervención temprana y el estímulo de los sentidos suele beneficiar a los bebés.

Contacto

Enviando, por favor espere

0341 4406095 Lineas rotativas

0341 4406095 Urgencias 24 hs

54 9 341 4406095 Turnos Whatsapp

info@clinicagallocena.com.ar

Balcarce 1085 Rosario

0341 4470418 (Pami)