Especialidades

Ojo seco y vías lagrimales

El término de ojo seco se utiliza para designar el padecimiento ocular de escasez o falta de lágrima que puede dar como consecuencia el enrojecimiento del ojo, sensación de picazón o arenilla, pequeñas heridas corneales, y sensación de cuerpo extraño al parpadear. Cuando el caso ya es de gravedad, se presenta sequedad intensa en la superficie ocular, manchas blancas, dolor, sensibilidad a la luz y hasta disminución de la visión.

Por el envejecimiento celular normal del ser humano, nuestros cuerpos experimentan una reducción normal de la producción de lágrimas. Sin embargo, ciertas enfermedades y condiciones médicas pueden ocasionar el ojo seco. Algunas de las causas más comunes del ojo seco son:


1) Medicamentos que pueden disminuir la capacidad del cuerpo para producir lágrimas lubricantes, como por ejemplo los antihistamínicos, las píldoras anticonceptivas, los diuréticos y los beta bloqueadores.(medicamentos utilizados en pacientes hipertensos). 

2) Falta de vitamina A, lo cual reduce la producción de lágrimas.

3) Enfermedades que reducen la producción de lágrimas, como la artritis, el síndrome de Sjogren, lupus sistémico eritematoso, leucemia y síndrome de Stevens-Johnson.

4) Aumento del drenaje (llamado el punctum) entre los ojos y los senos nasales, que provoca una circulación demasiado elevada de fluido entre los ojos y la nariz.

5) Quemaduras químicas o térmicas (por calor) que cambian la composición de las lágrimas lubricantes.

6) Factores externos o ambientales: sol, viento, smog, natatorios, uso de computadoras o lentes de contacto.

7) Infecciones oculares: conjuntivitis, úlceras de córnea, etc.

8) Los cosméticos y las cremas de limpieza provocan irritación y alteran la lágrima normal.

Para determinar si una persona padece de ojo seco, el oftalmólogo puede realizar una serie de sencillas pruebas. En caso de sufrir de dicha patología de forma crónica se deberán aplicar en forma permanente lágrimas naturales, evitando permanecer muchas horas frente a la computadora o el televisor, los cuartos calientes, los secadores de pelo, o todas las cosas que encuentren en el aire y sean irritantes, especialmente el humo del cigarrillo.. De ser necesario puede recurrirse también al uso de lentes.

Contacto

Enviando, por favor espere

0341 4406095 Lineas rotativas

0341 4406095 Urgencias 24 hs

54 9 341 4406095 Turnos Whatsapp

info@clinicagallocena.com.ar

Balcarce 1085 Rosario

0341 4470418 (Pami)